Bella por dentro y por fuera

Envejecer es lo más natural que nos puede suceder; es inevitable. Pero añadir ciertos alimentos a nuestra dieta – y eliminar otros – puede brindarnos una apariencia más jovial y radiante. El punto extra: nos mantienen saludables por dentro también.

CAMOTE
El beta-caroteno es el pigmento que hace que el camote tenga un color anaranjado. Nuestro cuerpo convierte el beta-caroteno en Vitamina A, ayudando a regenerar el colágeno y a mejorar la elasticidad de la piel. También es un antioxidante que protege a las células de los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel.

AGUACATE
El aguacate es rico en grasas monoinsaturadas – y antes de que te resistas a la palabra "grasas", nótese que son algo bueno. Las grasas monoinsaturadas protegen a las células del daño de radicales libres, mejorando la textura de la piel. Un aguacate de tamaño regular contiene cerca de 14 gramos de fibra, lo que ayuda a eliminar toxinas que pueden llegar a afectar la apariencia de envejecimiento de nuestro cuerpo.

AGUA
Y el premio al mejor factor anti-envejecimiento es para… ¡El Agua! Hidrata la piel y elimina las toxinas, convirtiéndola en una de las mejores opciones para combatir la resequedad y la deshidratación.

BRÓCOLI
El brócoli está repleto de Vitamina C, que también es conocida por combatir el daño a nuestra piel, causado por agresores externos como el sol y la contaminación. También encontrada en cítricos y frutas, la Vitamina C representa un papel vital en la producción de colágeno.
NUECES
Las almendras y nueces están llenas de aceite omega-3, proteínas y Vitamina E. Este nutritivo snack puede ayudar a reparar la piel y prevenir la aparición de arrugas.

SALMÓN
Los pescados como el salmón y la trucha son ideales para mantener una apariencia radiante. Son ricos en proteínas, lo que ayuda a mantener la piel firme; tienen aceites omega-3 y omega-6, los cuales son cruciales para reparar la piel.

TOMATES
Los tomates están llenos de licopeno, un poderoso antioxidante que protege a la piel contra el daño del sol, manteniéndola luminosa.

FRIJOLES
Los frijoles no sólo son buenos para el corazón, también lo son para la piel. Son ricos en proteínas, estimulan la producción de colágeno y ayudan a que tu cuerpo elimine toxinas. 

KIWIS
Un kiwi contiene la dosis diaria recomendada de Vitamina C. Estas súper frutas ayudan a producir colágeno, remover toxinas y a mejorar la elasticidad de la piel – todo lo anterior contribuye a lucir una piel más joven.

AVENA
La avena es rica en fibra y nutrientes que mantienen la piel hidratada. También es excelente como anti-inflamatorio, antioxidante y una fuente de ácido salicílico, ayudando a nutrir las células y prevenir la aparición de finas líneas de expresión.


Suplementos Anti-Envejecimiento:

OMEGA-3
Aunque puedes encontrar el aceite omega-3 fácilmente en pescados, muchas de nosotras no solemos consumirlo frecuentemente en nuestra dieta.  El aceite omega-3 ayudará a mantener tu piel hidratada y fuerte, mejorando su elasticidad y evitando la aparición de arrugas.

ASTAXANTINA
La astaxantina es un antioxidante que se encuentra en las algas. Pertenece a la misma familia de moléculas de los beta-carotenos (encontrados en el camote) y de los licopenos (encontrados en los tomates). Estudios han demostrado que la astaxantina es 100 veces más fuerte que la Vitamina E para eliminar a los radicales libres. Muchos científicos creen que el daño de las células provocado por los radicales libres es un factor clave en el envejecimiento. Una dosis diaria de astaxantina puede ayudar a mantener una apariencia más jovial.


Escrito por: Fotografías por: Shutterstock