Cuidado De La Piel Alrededor Del Reloj

El ritmo cardiaco de nuestro cuerpo, también conocido como ¨reloj biológico¨, controla nuestra energía, hormonas y la salud de la piel. He aquí algunos buenos hábitos (y excelentes productos) que puede seguir para sincronizar tu ciclo de 24 horas y lucir una piel más sana.

MAÑANA
Durante el día tu piel se ocupa de protegerse por sí misma de agresores externos (como la contaminación y los dañinos rayos solares), así que elige productos que se alineen con este ciclo para tratarla y defenderla.

Si vives en una ciudad grande, es importante que uses productos que combatan los altos niveles de contaminación. Una excelente manera de proporcionarle ingredientes a tu piel, es a través de un sérum texturizado, pues se absorben rápidamente y son capaces de penetrar las capas de la piel. Los sérums no son tan hidratantes como para ser el paso final en tu rutina de cuidado – después de aplicarlos, necesitarás hidratación y un FPS.

Tu crema de día deberá servir como un escudo – excepto para el área que está alrededor de tus ojos, en donde deberás aplicar productos ligeros especiales para los ojos, preferentemente. Para protegerte de la contaminación, opta por una crema de día que contenga extractos de células madre de Acai, enriquecida con antioxidantes, que aumente la hidratación y que combata los radicales libres. No olvides tu FPS, muchas cremas contienen FPS 15 o más altos, pero de cualquier manera, asegúrate de revisar el nivel de protección.

TARDE
Sentarte frente a una pantalla todo el día puede dañar tu piel más de lo que te imaginas. Un estudio de campo reciente, confirmó que los rayos visibles de alta energía, emitidos por tu celular y computadora, pueden causar finas líneas de expresión, flacidez, hiperpigmentación y enrojecimientos – también conocidos como signos de envejecimiento.

Durante el día, fomenta el nivel natural del proceso de protección de tu piel, proporcionándole antioxidantes por medio de un tónico en spray. Y como la producción de grasa naturalmente sucede por la tarde, provoca problemas con tu zona-T, por ello te recomendamos llevar unas toallitas matificantes en tu bolsa para usarlas en cualquier momento del día.

NOCHE
Todos sabemos que la falta de sueño afecta nuestro estado de ánimo, pero también impacta en la salud de nuestra piel, acelerando su envejecimiento e inflamación. Es por ello que  la salud de la piel depende en gran parte de un buen sueño – mientras tú descansas, tu piel se pone a trabajar.

La limpieza debe ser un paso que no puedes saltarte en tu rutina de cuidado de la piel de noche – es esencial para remover el maquillaje y la grasa que ha estado en tu rostro durante todo el día. Te darás cuenta de que varios tónicos contienen una combinación de hidroxi ácidos (como el salicílico, glicólico o láctico, por ejemplo) que ayudan a estimular la renovación de las células, de igual forma que los sérums de NovAge Ecollagen y True Perfection. Eliminando las células muertas de la piel, estos efectivos productos aceleran su proceso de reparación que sucede mientras es de noche.

Y como la deshidratación también sucede mientras duermes, una crema de noche que hidrate tu piel y la proteja de la descomposición natural del colágeno, es un must.

Escrito por: Fotografías por: Getty Images

Recomendamos

Artículos relacionados