Hidratación para Todo Tipo de Piel

Sin importar tu tipo de piel, en cualquier momento puedes presentar signos de resequedad, sin embargo, esto no significa que la solución para recuperar un aspecto suave y radiante sea la misma en todos los casos. Sigue leyendo para conocer los mejores consejos de nuestra experta en Cuidado de la Piel, Melina Galeadi.

PIEL SENSIBLE
La piel sensible es especialmente delicada, pues puede reaccionar ante los cambios ambientales y a ingredientes específicos que provoquen irritación y enrojecimiento. Este tipo de piel suele ser de textura irregular, con zonas más secas y rígidas.

Nivel de Hidratación en la Piel Sensible
La capa superior de la piel actúa como una barrera protectora que la defiende de los daños externos, manteniendo su nivel de hidratación. En el caso de la piel sensible, esta suele ser más fina e irregular, por lo que ofrece menor protección, haciendo de la deshidratación un problema frecuente. Con el paso de los años, esta barrera protectora pierde efectividad, contribuyendo a casos de resequedad severa.

¿Qué productos usar?
Recomendamos usar productos que suavicen, hidraten y fortalezcan la barrera protectora de la piel, como la Crema Facial de Día Ecobeauty.

PIEL GRASA
La piel grasa es causada por una sobreproducción de sebo, provocando el brillo. Además, suelen a aparecer puntos negros e imperfecciones en la frente, nariz y barbilla (zona T).

Nivel de Hidratación en la Piel Grasa
El brillo es un signo de desequilibrio. Un error común es lavar el rostro en exceso para tratar de eliminarlo. El resultado suele ser contraproducente, pues la piel se reseca y, en consecuencia, produce más grasa. Para terminar con este problema, es necesario utilizar productos que ayuden a equilibrar e hidratar de forma adecuada.

¿Qué productos usar?
Recomendamos usar fórmulas matificantes con textura ligera y que prevengan la producción excesiva de grasa. Es decir, que traten esta necesidad y mantengan tu piel equilibrada: Optimals Hydra Matte Gel Crema Matificante.

PIEL SECA
Por lo general, este tipo de piel suele lucir apagada, tiende a presentar enrojecimientos, poros abiertos y finas líneas de expresión. Si es tu caso, es probable que experimentes molestias y tensión en áreas específicas.

Nivel de Hidratación en la Piel Seca
La resequedad de la piel depende de la capacidad de la epidermis para mantener los niveles de agua. Esto depende de la edad o las condiciones climatológicas. Así como la producción de sebo se reduce con la edad, lo mismo sucede con la pérdida de agua en la piel. También, cuando las temperaturas bajan, el aire reseca nuestra piel, acentuando la deshidratación.

¿Qué productos usar?
Si tienes piel seca, necesitas fórmulas nutritivas que reconforten e hidraten a profundidad. Nuestra sugerencia: Crema Facial Hidratante con Extracto de Avena.

PIEL MIXTA
La piel mixta suele ser de las más difíciles de identificar, ya que combina las particularidades de dos o más tipos a la vez. Normalmente, esta mezcla se percibe por la producción de grasa en la zona T, y resequedad en el resto del rostro.

Nivel de Hidratación en la Piel Mixta
La piel mixta puede presentar casos inusuales de resequedad en cierta época del año debido a los cambios del clima. La producción de grasa suele aumentar en climas cálidos y disminuir en el frío. Los cambios hormonales también suelen ser determinantes. Es importante mantener un balance, y no descuidar tu Rutina diaria de Cuidado de la Piel.

¿Qué productos usar?
Recomendamos usar productos que mejoren y mantengan la piel hidratada y radiante, al mismo tiempo que balancean el exceso de brillo: Optimals HydraRadiance Crema Facial de Día, Optimals HydraRadiance Crema Facial Nocturna.

Escrito por: