¿Qué le está haciendo el Azúcar a tu piel?

Quizá hayas estado leyendo mucho sobre el azúcar últimamente – el impacto que tiene en tu figura y en tu salud es preocupante. Pero… ¿sabías que tu consumo de azúcar puede acelerar la aparición de arrugas en tu rostro? Enseguida todo lo que necesitas saber y cómo puedes combatirlo.

¿POR QUÉ EL AZÚCAR TE ENVEJECE?
El impacto de una dieta alta en azúcares tiende a ser notorio alrededor de los 35 años de edad, cuando la piel pierde colágeno más rápido de lo que lo genera. La ciencia es esto: Los azúcares de tu dieta toman las proteínas de las células de tu piel vía un proceso llamado glicación. Esto hace que las células se vuelvan rígidas, débiles y de color amarillo. ¿Y cómo se ve todo esto en tu piel? Arrugas, flacidez y una complexión opaca – ¡signos reveladores del envejecimiento!

Pero el azúcar no daña únicamente al colágeno, también impacta en el tipo de colágeno que tu piel genera. Transforma el colágeno fuerte y duradero en uno más débil y frágil, por ello es más vulnerable a los efectos nocivos del medio ambiente, incluyendo el daño del sol – ¡el agresor número uno del envejecimiento!

NO ENTRES EN PÁNICO
Para que quede claro: si tú tienes niveles normales de glucosa en tu sangre, entonces la glicación es un proceso normal que ocurrirá con el tiempo – es natural. Lo que no es normal es llevar una dieta alta en azúcares que acelere el proceso de glicación.

AZÚCARES QUE DEBES EVITAR
Están los azúcares que se encuentran en las sodas, pasteles, galletas y – por supuesto – el azúcar que añades a tus tés y cafés. Pero también deberás alejarte de los carbohidratos simples, como el pan y la pasta. Presta atención especial a los azúcares escondidos tales como el jarabe de maíz, ¡que ha sido demostrado que aumenta la tasa de glicación 10 veces más!

LOS AZÚCARES QUE PUEDES DISFRUTAR
La cantidad de azúcar que se recomienda ingerir diariamente es el equivalente a seis cucharaditas – alrededor de 100 calorías al día – y deben consumirse con cuidado. Los azúcares naturales como la fructosa y la lactosa son buenos para ti. Los puedes encontrar en frutas, vegetales y productos lácteos; le darán a tu piel fibras sanas y a tu cuerpo las vitaminas y antioxidantes que necesita.

LO QUE PUEDES HACER
El mejor agente anti edad, en este caso, es el control de tu dieta; reducir las calorías y evitar alimentos altos en azúcares.

Prueba incorporar alimentos ricos en antioxidantes a tu dieta. Bebe té verde, come arándonos frescos y nueces de colación, los pimientos rojos también son excelentes; los antioxidantes combaten los radicales libres (como el azúcar) y los detienen para que no ataquen las proteínas de las células de tu piel.

Además de tu dieta, la industria cosmética está comenzando a formular productos para tratar los efectos dañinos del azúcar, pero aún es pronto para hablar de eso. Por lo pronto, combate el proceso de glicación con productos de cuidado de la piel que estimulen la producción de colágeno para rellenar las finas líneas – nosotros amamos Ecollagen. O si ya estás experimentando de flacidez en la piel de tu rostro, prueba practicando una rutina de cuidado de la piel diseñada para restaurar la elasticidad de la piel (como NovAge Ultimate Lift). Y – lo más importante – aplica un FPS diario para proteger las células de tu piel de más daños.


Escrito por: Fotografías por: Getty Images

RECOMENDAMOS

Artículos relacionados