Aceite facial: el aliado de tu piel en invierno

El aceite facial es el tratamiento ideal para cuidar la piel de tu rostro en invierno, pues la hidratará profundamente y la dejará suave. ¿Qué es lo que lo hace tan especial? ¡Continúa leyendo y descúbrelo!

¿QUÉ HACE POR TU PIEL?
Como lo sabes, el frío de invierno no es exactamente benéfico para tu piel ya que el viento, las bajas temperaturas y el exceso de tiempo en interiores – con calefacción – la vuelve seca y opaca. ¡Pero no te desesperes! Existen formas de restaurar el aspecto saludable de tu piel.

Descubre las Cápsulas de Aceite Facial NovAge Nutri6, formuladas con seis aceites naturales que nutren a profundidad, rellenan y protegen la piel de los radicales libres. Además, restauran su apariencia suave e hidratada y le devuelven su aspecto radiante. Al probar las cápsulas, los consumidores han comprobaron cómo su piel mejoró su apariencia en 4 semanas.

¿POR QUÉ ES EFECTIVO?
Las Cápsulas de Aceite Facial NovAge contienen una exquisita combinación de aceites ricos en ácidos grasos, lípidos, antioxidantes, vitaminas y minerales que actúan en sinergia perfecta para proteger y nutrir la piel de tu rostro profundamente. Estos son sus beneficios:

Aceite de Sésamo: Rico en vitaminas, minerales y lípidos que potencian la suavidad de la piel. Sus antioxidantes protegen la piel de los radicales libres.

Aceite de Aguacate: Es rico en agentes acondicionadores de la piel que nutren, rellenan y protegen la barrera protectora natural de la piel. Tiene un alto contenido de antioxidantes.

Aceite de Semilla de Melocotón: Es extremadamente hidratante y tiene propiedades acondicionadoras de la piel.

Aceite de Hierba de la Pradera: Es rico en minerales, lípidos y ácidos grasos. Deja la piel suave y la nutre intensamente.

Aceite de Grosella Negra: Tiene un alto contenido de ácidos grasos (Omega 3 y 6). Deja la piel humectada, suave y saludable.

Aceite de Soja: Es una fuente esencial de ácidos grasos. Nutre, suaviza e hidrata la piel en profundidad.

¿CÓMO UTILIZARLO?
Las cápsulas pueden utilizarse como complemento de tu Rutina de Cuidado de la Piel, aportando un extra de nutrición. Pueden aplicarse de día o de noche, después de usar el serum y siempre antes del tratamiento hidratante. Gira el extremo de la cápsula y presiona sobre la palma de tu mano para disponer de su contenido. Aplícalo con las yemas de los dedos y dando un suave masaje sobre el rostro, cuello y escote. Procura esperar un par de minutos hasta su completa absorción, antes de aplicar la crema hidratante.

Escrito por: Fotografías por: Martin Petersson, Getty Images