1. Inicio
  2. Beauty EDIT
  3. Cómo Hacerlo
  4. Escuela de Belleza
  5. ¡Errores que no debes cometer con tu Manicura!

¡Errores que no debes cometer con tu Manicura!

No necesitas ser manicurista profesional para pintar tus uñas; lo único que necesitas hacer es cuidar algunos detalles al momento de aplicar esmalte. Estos son los 5 errores más comunes que la gente suele cometer con su manicure.

1. NO APLICAR UNA CAPA BASE
La capa de esmalte base es para el manicure, lo que el primer es para la base de maquillaje. Prepara la superficie de tus uñas – dejándola suave – para aplicar la primera capa de esmalte, mientras que previene desvanecimientos. Tus uñas, por naturaleza, contienen aceites que pueden hacer que el esmalte no se adhiera correctamente. Por ello, es súper importante que siempre selles esos aceites con una capa base, ¡para hacer que tu esmalte favorito dure por más tiempo!

2. LIMAR DE UN LADO A OTRO
Puesto a que las puntas de las uñas son la parte más vieja, también son las más frágiles. Limar de un lado a otro puede hacer que tus uñas se partan, descarapelen, o incluso que se rompan. Inténtalo de esta forma: lima una de las puntas de tu uña, deslizando la lima en una sola dirección y detente justo en el medio. Repite el mismo paso pero con la otra punta y deslizando la lima hacia el lado contrario, hasta que tu uña tenga la forma que desees.

3. CORTAR TUS CUTÍCULAS
Retirar pequeños pedacitos de piel muerta y seca que se encuentren alrededor de tu uña es una cosa, pero si hay algo que jamás deberás hacer, es cortar tus cutículas (la delgada y delicada piel que se encuentra en la base de tus uñas). Las cutículas funcionan como barreras protectoras, manteniendo a las bacterias alejadas. Así que, empujarlas un poquito hacia atrás será lo más lejos que podrás llegar – ¡pero no las cortes por completo!

Para mantener tus cutículas sanas, aplica unas gotitas de Sérum Reparador Revitalizante, pues cuando las cutículas se resecan, pueden agrietarse y partirse, ocasionando mucho dolor

4. APLICAR DEMASIADAS CAPAS DE ESMALTE
Las capas delgadas de esmalte son la clave para un manicure duradero. Si aplicas capas muy gruesas, el esmalte se despegará, se correrá y se arruinará con facilidad. ¡Lo ideal es aplicar dos capas de esmalte!

5. NO SELLAR LAS PUNTAS
¿Tu manicura tiende a arruinarse justo en las puntas de tus uñas? ¡No eres la única que sufre de este mal! Aplicar una capa superior no será suficiente, si no te aseguras de sellar las puntas para añadir protección extra. Así que, te recomendamos hacer lo siguiente: después de haber aplicado tu primera capa de esmalte, desliza la punta de tu brocha sobre el filo de tu punta. Haz lo mismo con la segunda capa y con la capa superior del esmalte sellador. Si quieres aún más protección, dos o tres días después, aplica una capa más de esmalte sellador.

Escrito por: Fotografías por: Kristine Wreyford, Victoria Stillwell Peinado & Maquillaje: Åsa Östergren