Cómo Mejorar tu Look sin Maquillaje

Amamos el maquillaje y la capacidad que tiene para expresar quiénes somos, pero algunos días solo queremos que resalte nuestra belleza natural. A pesar de que un pequeño corrector es un básico, existen otros trucos para modificar tu "look sin maquillaje". ¡Aquí están nuestros 5 mejores consejos!

1. EXFOLIACIÓN Y PRE-BASE
Todos sabemos que una exfoliación adecuada saca a relucir lo mejor de tu piel con un brillo natural. Usa una esponja limpiadora con tu exfoliante para obtener un efecto extra y masajea suavemente tu rostro con movimientos circulares para que la circulación comience (¡no te olvides del cuello!). Enjuaga con agua fría y, mientras tu piel está húmeda, toma unas gotas de aceite facial y aplica dando palmaditas en la piel hasta que seque. Esto te dará gran humectación. Agrega un sérum que fortalezca tu piel y una crema energizante para ojos. Para triplicar el efecto de tu base y que sea perfecta, mezcla sobre tu rostro tu crema facial favorita, pre-base y unas gotas de base. Para obtener un poco de brillo adicional, agrega crema iluminadora por encima.

2. REFLEJO Y BRILLO
La tendencia de una piel luminosa ha existido por bastante tiempo, y no parece que vaya a desaparecer pronto. Para no terminar muy brillosa y parecer un desastre, aplicar un corrector claro en los lugares menos convencionales de tu rostro puede funcionar a tu favor. Después de aplicar tu base, retoca con un corrector que refleje la luz en la parte superior de tus pómulos, el centro de la frente, el puente de la nariz, el centro de la barbilla y el arco de cupido. Por último, cubre cualquier indicio de ojeras. Comienza cubriendo el área más grande con un corrector más fuerte, luego aplica uno que refleje la luz en las áreas más azules y (por extraño que parezca) termina con un toque sutil de sombra brillante en tonos claros para los ojos. Esta reflejará un poco más la luz y ocultará las ojeras. También añade un poco de iluminador en los puntos más altos de tu rostro.

3. TAME AND FRAME
Hay pocas cosas tan únicas como tus ojos, ¿por qué no hacerlos el centro de atención? Sugerimos optar por una apariencia sutil que ilumine tu rostro o por una más oscura que creará definición. Un truco muy simple es agregar un poco de brillo, ya sea que solo uses un producto como nuestra Tender Care y lo apliques sobre el párpado para lograr un efecto llamativo o que elijas una sombra de ojos cremosa de un color muy brillante. Si deseas un aspecto más discreto, agrega un tono nude en los párpados y concéntrate en resaltar las esquinas interiores de tus ojos con un delineador blanco y un toque de sombra brillante. Para más intensidad, concéntrate en agregar un tono más oscuro, como el gris, en los párpados. Si necesitas un poco más de definición, pero aún quieres un look nude, puntea ligeramente con un lápiz gris claro o café entre las pestañas superiores y la línea de pestañas inferiores. Cualquiera que sea el look que prefieras, asegúrate de modelar tus cejas adecuadamente; unas cejas perfectas realmente hacen maravillas.

4. UN POCO DE COLOR
Imagina cuando tu lipstick está a punto de despintarse y te queda una pequeña sombra en los labios: este es exactamente el look que buscamos. Aunque un rojo intenso es un favorito, un tono degradado realmente puede acentuar el tono de tu piel y agregar un brillo extra a tu rostro. Elije un color de labios que combine con tu tono de piel – si tienes piel clara, elije tonos anaranjados o melocotones. Para tonos de piel medios, intenta color arándano o malva. Para tonos de piel más oscuros, intenta con tonos más fríos, como café o gris pardo. Comienza punteando un poco en medio de tu labio inferior. Dispersa el color a lo largo del labio y usa tu dedo o un hisopo para expandir y mezclar el color. Termina con un gloss claro para perfeccionar una aplicación sutil.

5. BLUSH
Algo que nos hace ver increíble es unas mejillas rozadas; hacen que tu piel cobre vida y agrega más brillo a tu belleza natural. Si eres una persona que prefiere cremas o polvos, elige un rubor de acuerdo con el color natural de tu piel, que además lo realce. Si tienes problemas para encontrar tu tono, usa como guía el tono natural de tus labios. Generalmente, el rosa funciona para tonos de piel claros, melocotón para tonos medios y rosa pardo para tonos de piel más oscuros. Aplica rubor en áreas donde te dé el sol; pómulos, frente, barbilla y en el puente de la nariz. ¿Quieres un color más sutil? Evita rubores brillantes. ¿Quieres un extra? Elige un rubor más intenso, como anaranjado y agrega un iluminador en tus pómulos. ¡Definitivamente te dará vida!

Escrito por: